low festival benidorm 2024

Placebo, Lori Meyers y Ladilla Rusa triunfan en la segunda jornada de Low Festival

  •  Xoel López, Iván Ferreiro o la despedida de Second arrasaron también ante 25.000 personas.

  •  El festival benidormense despide su decimotercera edición este domingo con nombres como Vetusta Morla, Bombay Bicycle Club, Miss Caffeina, Deluxe o Cariño.

Benidorm, 30 de julio de 2023

La segunda jornada de Low Festival 2023 se celebró ayer sábado con un  lleno absoluto. 25.000 personas han abarrotado la Ciudad Deportiva Guillermo Amor para disfrutar de las más de 20 bandas y artistas que pasaron por los cuatro escenarios.

Inauguraba la tarde el concierto de Xoel López sobre las tablas del Escenario MINI, en una cita que congregó desde primera hora a miles de fans que no quisieron perderse temas como ‘Lodo’, ‘Tigre de bengala’ o ‘Tierra’, en un maravilloso viaje por sus más de dos décadas de carrera. Tras él llegó otro buque insignia de la música nacional: Iván Ferreiro que fue capaz de enamorar a los presentes con su atmósfera íntima y emocional, repasando ese extenso repertorio de canciones emblemáticas donde nunca faltan títulos como ‘El pensamiento circular’, ‘Turnedo’ o el mítico ‘Años 80’ de Los Piratas, que cantó a coro junto a una multitud eufórica.

El explosivo rock de los madrileños Sexy Zebras provocó los primeros pogos entre el público, en un arrollador directo en el que presentaban su último disco, “Calle Liberación” y que culminó con un crowd surfing de su vocalista Gabi Montes. Poco después los británicos Django Django continuaban con el derroche de rock en una actuación donde demostraron su eclecticismo alternando hits adictivos y bailables repletos de funk, guitarrazos y electrónica.


Tres años hacía que ‘Los pajaritos’ de María Jesús y su acordeón no sonaba en directo en Benidorm, pero eso cambió cuando durante el concierto -como siempre divertido y descarado- de Ladilla Rusa apareció por sorpresa y fue capaz de hacer bailar su conocida coreografía a todos los asistentes que terminaron coreando su nombre. Para acabar la jornada, los innumerables temazos de Flash Show pusieron el broche de oro perfecto para cerrar este escenario.

Protagonista indiscutible de la noche fue el show de Placebo en el Escenario Vibra Mahou -la plataforma de música de Mahou Cinco Estrellas que impulsa encuentros de calidad en torno a la música en directo-. La banda londinense regresaba a Benidorm 11 años después de su presencia en el Low, ofreciendo una actuación enérgica por parte de la banda, que se dirigió al público en español y lo enloqueció con canciones nuevas y antiguas como ‘Forever Chemicals’, ‘Beautiful James’ o ‘Bionic’.

Antes que ellos, abrían el escenario los granadinos Lori Meyers, con un repertorio que contiene ya himnos de toda una generación como ‘Emborracharme’, ‘Mi realidad’ o ‘Luces de neón’ y singles más recientes como ‘No me merecía la pena’, que publicaron el pasado abril en colaboración junto a la joven artista Kora. Más que emotivo fue el concierto de Second en una de las últimas citas de su gira de despedida. Los murcianos anunciaban a finales del pasado año su separación tras 25 años de trayectoria, y en su actuación en Benidorm no han faltado hits atemporales como ‘Rincón Exquisito’ o ‘Nivel Inexperto’.

El Escenario ElfBar  fue el más ecléctico y donde más despuntó el talento nacional y emergente. Lo inauguró la enérgica propuesta del gallego Pablo Lesuit, repleta de cumbia, guitarras eléctricas y sonidos con influencias del folclore argentino. Poco más tarde, Judeline sumergió al público en un onírico y experimental viaje que despuntó con una íntima versión de ‘Fanática de lo sensual’ de Plan B. y revolucionó a todos los presentes con su último single ‘Canijo’; y Chill Chicos, quienes sorprendieron con su soft reggaeton y hype pop. Y llegó el turno de Pipiolas con su pop luminoso que, con tan solo un EP y algunos singles publicados, ya se han adjudicado un hueco en el panorama nacional con himnos feministas y generacionales como ‘Narciso’, ‘El club de los 27’ o ‘Romancero propio’. 

Tras ellas, estalló el rock efervescente de Karavana con temas de como ellos mismos mencionan “guitarras sucias y letras cursis”, que hicieron corear a todo el público con su ya mítico ‘Strokes’ y su versión de ‘Tití me preguntó’ de Bad Bunny. Por su parte, Chinchilla deslumbró con su fuerza y llenó el escenario con el firme mensaje de empoderamiento que desprenden las canciones de su EP debut “Awakening”. La noche terminó por todo lo alto con La Élite y sus aullidos punk, que despertaron bailes frenéticos y pogos entre todos los asistentes.

Las sesiones DJ volvieron a ser protagonistas gracias al Escenario Ellesse, que contó con doce horas de fiesta ininterrumpida de la mano de Don Fluor, Ángel Carmona, Criscross -ganadora del concurso Low In Da House-, Wisemen Project, Fernanda Arrau, Yuksek, Natural Language y Jes_Set & Lorena Mut.

Si hablamos de la concienciación con la sostenibilidad y el impacto ambiental, también podemos hablar de esta edición de Low Festival, en la que los asistentes pueden encontrar un pedacito del proyecto Moda Re-, promovido por Cáritas. Una cooperativa donde aúnan sus fuerzas para la inserción social y el cuidado del medio ambiente a través de la ropa reciclada.

El punto fresco de la jornada lo ha puesto Tanqueray 0,0 donde además de dar a probar su sabor 0,0 alcohol a los asistentes, también les ha hecho brillar con ese toque de brilli-brilli casi indispensable en Low Festival 2023.Low Festival 2023 se despide este domingo poniendo el broche final a su decimotercera edición con las actuaciones de Vetusta Morla, Bombay Bicycle Club, Miss Caffeina, Deluxe o Cariño, entre otros muchos. Los últimos tickets de día -a punto de agotarse- están a la venta en lowfestival.es/abonos.

​​

Para más información, contacta con

comunicacion@produccionesbaltimore.es 

Hashtag oficial: #Low2023 #EspirituLower

¡Gracias por la cobertura!