Utilizamos cookies de terceros para mejorar la experiencia de usuario.
loader
Comprar entradas Entradas
28 julio 2018

Low Festival eclipsa Benidorm en la primera jornada de su décimo aniversario

Más de 25.000 personas disfrutaron la noche del viernes de la jornada inaugural de Low Festival 2018. Tras la Welcome Party celebrada el jueves en la Playa de Levante con Joe Crepúsculo y Vive La Fête, la Ciudad Deportiva Guillermo Amor de Benidorm ha tomado el testigo para acoger a miles de lowers que no se han querido perder el décimo aniversario del festival mediterráneo.

Artistas referentes en el panorama nacional e internacional como Phoenix, Iván Ferreiro, León Benavente o Vitalic compartieron esta noche mágica con el eclipse lunar y en la que las bandas pusieron al público en pie con sus directos arrolladores.

El garage pop de Melenas fue el encargado de abrir el festival en el Escenario Jägermeister. Un espacio de lo más ecléctico que acogió los conciertos de grupos tan sorprendentes como Odd Cherry Pie, Alien Tango, La Plata o Esteban y Manuel.

Joana Serrat inauguró el Escenario Matusalem junto a su inseparable guitarra, caldeando el ambiente a los lowers que poco a poco iban llenando el recinto. Tras ella llegó el ‘Fuego’ de La Bien Querida, seguido por el apoteósico show de León Benavente que, con himnos como “Tipo  D” o “Gloria”, dejaron uno de los conciertos más intensos de la noche. Presentando nuevo disco ‘Memoria’ los valencianos La Habitación Roja, han demostrado que forman uno de los mayores dream team del panorama actual. Les siguieron los jóvenes y talentosos Belako y sus potentes guitarras, y a continuación los ya imprescindibles del Low Elyella, encargados un año más de poner el fin de fiesta.

Sobre las tablas del escenario Vibra Mahou pasaron algunos de los directos más aclamados de esta primera jornada. Y es que Christina Rosenvinge brilló con su nuevo álbum en su primera visita al festival, e Iván Ferreiro hizo corear al público de principio a fin, con temas como “Casa”, “El pensamiento circular” o “Años 80”, además de “Turnedo”, himno por excelencia del gallego. Los esperados Phoenix no defraudaron y pusieron a bailar a todos los presentes con los ritmos desinhibidos de canciones como “Entertainment”, “Lisztomania” o “J-boy”, para luego dejar paso a la electrónica de Vitalic y su OCD Live y el pop futurista de Kero Kero Bonito.

Las emociones fuertes llegaron de la mano de Energy Sistem, que fue testigo en su escenario de las grandes dosis de energía que aportaron las sesiones de DJs como Difenders, Hal9000 o Alan Braxe.

Entre concierto y concierto, los festivaleros pudieron descansar en el espacio relax de Soffing, degustar las nuevas sidras de The Good Cider o cantar a voz en grito en el espacio de Nissan y su Car-a-ok. Y para los más coquetos, la ducha gigante de Havaianas en la VIP Pool y los botes de champú seco de Batiste ofrecieron el entretenimiento perfecto. Los Tuents by Tuenti repiten este año como moneda oficial del festival.

Si cumplir años es esto, Low Festival firma ya por otros diez.

 

Descarga AQUÍ todos los materiales de prensa del festival.