Utilizamos cookies de terceros para mejorar la experiencia de usuario.
loader
Comprar entradas Entradas
29 julio 2018

The Chemical Brothers convierten en leyenda la segunda noche de Low Festival 2018

DESCARGA DESDE AQUÍ MATERIALES GRÁFICOS DEL FESTIVAL

Tras la que fue la primera noche de décimo aniversario, Low Festival arrancaba una nueva jornada que atraía a decenas de miles de asistentes desde la misma hora de apertura de puertas. Al poco, mientras Benidorm anochecía, el festival colgaba el cartel de entradas agotadas y reunía así a 25.000 personas en la Ciudad Deportiva Guillermo Amor.

El Escenario Jägermeister fue de nuevo el más madrugador, de la mano de los alicantinos Sienna, y acogiendo además a gran parte de la potente escena independiente nacional como Bala, Aloha Bennets o Dûrga, estos últimos llegados de la mano del certamen Sona la Dipu como ganadores de su última edición.

El gran espectáculo de la noche vino de la mano, tal y como las expectativas hacían pensar, de The Chemical Brothers. Los de Manchester conquistaron Low Festival con una hipnotizante puesta en escena donde la potencia de su sonido electrónico se acompañaba de una increíble proyección visual que hizo arder el Escenario Vibra Mahou. ¿El momento álgido? El despliegue de dos robots gigantes en primera línea de escenario. Unas tablas sobre las que, unas horas antes, la extraordinaria energía de Vintage Trouble caldeaba el ambiente y ponía a bailar a todos los presentes con los explosivos movimientos de su cantante, Ty Taylor.

Era una auténtica lección de rock, que retomaban en una onda mucho más dura Biffy Clyro. Llegaron y triunfaron, pese a tenerlo complicado, tras actuar a continuación del siempre generacional directo de Los Planetas, que hicieron corear al público con himnos tan aclamados como “Santos que yo te pinté” o “Alegrías del incendio”. Los hits de Moullinex fueron los encargados de cerrar el escenario principal con su atractiva sesión de electrónica house y tropical.

Desde Galicia con amor llegaron los inconfundibles y sensuales ritmos de Novedades Carminha con uno de los directos más vitoreados de la jornada. “Te quiero igual”, “Ritmo en la sangre” o “Verbena” embaucaron irremediablemente a los miles de lowers que abarrotaron el Escenario Matusalem. Un espacio que acogió además el experimentado rock de Egon Soda, el pop tropical de Carlos Sadness y el pop electrónico de Javiera Mena. Amatria y DJ Coco ponían el broche de oro a esta segunda noche del décimo aniversario de Low Festival.

Y, si hablamos de DJs, el escenario Energy Sistem fue protagonista indiscutible con  las vibrantes sesiones de Isma El, Alex Metric o Basstianz. Además de la buena música, las palomitas de Goldcar, los futbolines de Pepsi o el casette gigante de Movistar han triunfado entre los lowers como puntos de encuentro entre concierto y concierto, cuando también han podido curiosear por stands como los de D. Franklin o Hair Food.

Todo ello en esta segunda jornada de un décimo aniversario en el que Low Festival quiere celebrar que la vida es, sobre todo, para vivirla con música.